FOTOS PIEL CON PIEL

PERFORMANCE PIEL CON PIEL

PIEL CON PIEL

La obra Piel con Piel surge de mi investigación y experimentación con la condición de fósil, concretamente con los procesos de descontextualización de los arboles fósiles que aparecen en un tiempo diferente y en lugares a los que no pertenecen, como si de un viaje se tratase.

Dentro de las experimentaciones con materiales que realizo, estoy profundizando sobre el proceso de mineralización de los cuerpos vegetales que se realiza en el subsuelo: el árbol cubierto de capas de sedimentos y sin oxígeno se ve penetrado (infiltrado por sus poros) por agua con sales minerales mientras su materia se descompone. Finalmente, queda un molde pétreo. En esta descomposición y transformación, la corteza, la piel del árbol, actúa como una costra que preserva su forma original. En algunos casos, tiene un aspecto brillante y multicolor debido a la presencia de hierro, manganeso y otros minerales.

Los árboles en sí mismos son un archivo que permite realizar análisis de composición atmosférica, estudios climáticos y de vegetación, así como detectar la existencia de incendios por las cicatrices de fuego en sus troncos, a lo largo del tiempo en el que viven. Podríamos decir que los arboles fosilizados resguardan esta memoria. A través de sus registros, vivos o fosilizados, podemos viajar en el tiempo, reconstruyendo ecosistemas y climas pasados, pero también parte de nuestra historia y la de la tierra. Muchos de los fósiles de árboles que encontramos no están en su lugar de origen y sus troncos aparecen seccionados, casi siempre sin su tramo final, debido al proceso de transporte fluvial que sufren post mortem, convirtiéndose en un rastro de los movimientos y cambios geográficos y geológicos.

Esta condición de ser transformado en un viaje oculto, subterráneo y descubierto posteriormente permite cuestionar los límites entre el adentro y el afuera, lo natural y lo no natural, entre lo humano y lo no humano, y cómo la percepción consciente de estas trasformaciones puede ser análoga a otros procesos internos. En este caso hablamos de árboles de piedra y mineral, que tienen memoria, una memoria también del dolor. Arboles con una piel que les protege e identifica, con heridas y cicatrices. Árboles que viajan en el espacio y en el tiempo, árboles que condensan tiempos. Piedras que son huellas, huellas que son moldes, arboles multicolores y brillantes.

En la traslación de estos nuevos árboles pétreos existe una capacidad de condensar tiempos, memorias y cuerpos. Mi cuerpo como el de los arboles tiene memoria, cicatrices y dolor, a la vez que condensa tiempos.

En este proyecto estoy creando desde mi propio cuerpo. Utilizo mis brazos, mis piernas y mi tronco, los cubro con arcilla como si de pieles se tratase, buscando su protección, buscando estar y sentir desde el lugar donde el fósil se genera, habitando el vacío, el entre como espacio.

Me interesan las capas, como aquellas que permiten la fosilización, capas que ocultan, capas de adentro, capas de afuera, capas que protegen, capas porosas, capas de piel que muta. Busco sentirme como un fósil, cubierta de capas frías que recogen la forma de mi cuerpo y las huellas de una nueva memoria. Colocándome en esta situación, puedo sentir y tocar las capas. Genero una relación personal e íntima con ellas. El tacto dibuja las formas, y escapa con más frecuencia las estructuras proyectadas desde el pensamiento humano.

El desarrollo de este trabajo material reconfigura la relación entre la superficie y lo subyacente, con lo interno y lo externo, lo oculto y lo mostrado, lo mirado y lo sentido, en la búsqueda de la construcción de una nueva relación con el entorno, como si buscara reafirmar una serie de presupuestos y percepción del mundo, una especie de cosmogonía alternativa.

Exposición Piel con Piel (Méjico DF)

31 marzo – 15 mayo 2022

Galería Proyecto H Contemporáneo

Guadalajara 88, Roma Nte., Cuauhtémoc, 06700 Ciudad de México, CDMX, México

 

 

Sobre Poyecto H Contemporaneo

Proyecto H es una galería de arte contemporáneo internacional con sedes en la Ciudad de México (desde 2013) y en Madrid (desde 2016) siendo una iniciativa curatorial de Galería Hispánica. El objetivo de la galería es la difusión, exposición e internacionalización de artistas contemporáneos emergentes, de mediana carrera y ya establecidos, buscando con ello crear un puente entre ambas latitudes. La galería programa anualmente un mínimo de 8 exposiciones que se dividen entre ambas sedes colaborando con comisarios (curadores) independientes. Como prioridad de la galería está la participación en Ferias Internacionales de Arte Contemporáneo, con el fin de establecer relaciones entre artistas, museos, instituciones y coleccionistas. Además, es un compromiso para Proyecto H incentivar y difundir la obra de artistas españoles en América, y artistas americanos, principalmente mexicanos, en el extranjero, a través de nuestras sedes en Madrid y Ciudad de México y en Ferias de arte contemporáneo.